MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Rabat?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

10 jardines en Rabat

Jardines en Rabat
Jardines de El Mechouar
(2)
El fastuoso y enorme Palacio Real, tiene su entrada a través de los jardines de “El Mechouar”, esmeradamente cuidados entre grandes avenidas en las que se alzan los edificios militares de la ciudad. Ejércitos de jardineros con uniformes azules se encargan de tenerlos impolutos y perfectamente cuidados. Lamentablemente el propio palacio no se puede visitar y además está fuertemente vigilado, aunque está permitido acercarse a la entrada y hacer fotos, a diferencia de en otros edificios similares en Marruecos.
1 actividad
Jardines en Rabat
Jardines Nouzhat Hassan
(1)
El jardín Nouzhat Hassan está a la par de las murallas de la ciudad, es el parque más grande y más antiguo de la capital marroquí. Antes llevaba el nombre de "triangle des vues". Lo diseñó Lyautey, que era el general responsable de la presencia francesa en Marruecos, y decidió hacer de Rabat la capital del país. Es un parque de 4 hectáreas muy bonito, con viejos árboles centenarios. La mayoría llevan una etiqueta con su nombre y su procedencia. Es un lugar que tiene una gran riqueza ecológica. Abre todos los días de 7 a 19 horas, a veces más tarde en verano, y eso desde su creación en 1924.
Jardines en Rabat
Parque Kahira
(2)
Este parque está en la calle El Kahira, esquina con la avenida Mohamed V. En Rabat hay muchos parques públicos, es muy agradable. Este es más bien una plaza con espacios verdes, es un lugar abierto, con un par de cafés y también dos hoteles, el hotel Balima y el hotel Central. Unas altas palmeras le dan sombra, el lugar permanece fresco en verano, más que la parte histórica de la ciudad. En las terrazas de los cafés, ves grupos de mujeres, cosa que no se suele ver en las ciudades pequeñas de Marruecos, donde solo los hombres van al café. Rabat es una ciudad más abierta al nivel de las culturas y si te apetece, puedes estar en los cafés sin que te miren tanto como en el interior. El parque tiene una rambla peatonal que te lleva al parque más grande,los jardines Nouzhat Hassan
Jardines en Rabat
Jardines del Chellah
(1)
El Chellah es la necrópolis antigua de la ciudad de Rabat. Está fuera de la medina, como a media hora caminando del centro y de la estación de trenes de Rabat Ville. Es uno de los jardines más maravillosos que haya visto en Marruecos. Además, ahora que estamos a principios de la primavera, todo está muy verde y lujuriante. En el jardín hay un montón de aves migratorias, en particular las cigueñas, que están en camino para Senegal. Las garcetas hacen un ruido muy particular, creo que hay ranas y sapos también que contribuyen a la música del lugar. Los jardines son de pago, la entrada cuesta 20 dirhams, y te incluye el resto de las ruinas. Tienes vista sobre el río Bou Reggreg, la ciudad de Salé y toda la pradera de Rabat. Realmente es un lugar encantador que merece una visita.
Jardines en Rabat
Jardines del Mausoleo
Los Jardines del Mausoleo también conocidos como los Jardines de la Torre Hassan es una pequeña zona verde que encontramos justo al lado del gran Mausoleo de Rabat y la Torre Hassan II. Los jardines están formados principalmente de palmeras y además podemos disfrutar de alguno de sus bancos aunque habitualmente están llenos de gente.
Jardines en Rabat
Jardines Exóticos
(1)
Los jardines exóticos son unos jardines en los que hay hermosas plantas exóticas. Estos se encuentran entre las ciudades de Kenitra y Salé, cerca de Rabat, la capital de Marruecos. Este es un lugar que merece la pena visitar, sobre todo durante la primavera o el verano, cuando las flores están más bonitas.
Jardines en Rabat
Jardines Mohamed V
Los jardines de Mohamed V están pegados a la avenida del mismo nombre, que bordea las murallas de Salé. En frente tienes la parada de taxis grandes que hacen las idas y vueltas con Rabat, del otro lado del río Bou Regreg. Como Rabat, Salé tiene una buena cantidad de espacios verde, cosa que hace falta en otros ciudades de Marruecos. El parque está abierto, es decir accesible de día como de noche, y la gente lo aprovecha todo el día. Por la mañana están los niños, por la tarde las familias se vienen a sentar con un helado o con pipas, para disfrutar del frescor y contarse las últimas noticias. Marruecos es un país bastante seguro, puedes andar por los parques a cualquier hora. Poder tener espacios verdes en estas ciudades era antes una muestra de riqueza, y esto recuerda la época grande de Salé, cuando era una ciudad más importante que Rabat.
Jardines en Rabat
Parque de Bab Khebaz
El parque de Bab Khebaz es un punto céntrico de la ciudad. El punto de inicio de varios recorridos por el barrio judío, la medina, los mausoleos y mezquitas de Salé. Es un parque tranquilo, que los habitantes no usan mucho. Probablemente porque le prefieren el parque que está al lado de la muralla. Está en una plaza cuadrada, y semejantes arquitecturas abiertas son poco comunes en las medinas antiguas. El parque marca el límite entre el Mellah (el barrio judío, un nombre derivado de la sal que los judíos vendían en la ciudad) y la medina tradicional. Alrededor del parque hay varios cafés agradables debajo de un paseo con arcos.
Jardines en Rabat
Jardines Andaluces
Dentro del entramado de calles de la zona de la kasbah de Rabat existe un lugar verde repleto de árboles, y flores con mucho encanto. Los Jardines Andaluces son sin duda el pulmón verde del barrio y además entrar a ellos es totalmente gratis. Lo mejor es visitarlos con tiempo y apreciar no solo la parte natural sino también alzar la vista para poder ver las murallas de la kasbah desde su interior.
Jardines en Rabat