Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Asilah?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Asilah

112 colaboradores
Playas en Asilah
Playa de Asilah
(3)
Playas en Asilah
Playa de las Cuevas
(2)
Playas en Asilah
Playa de las Palomas
Playas en Asilah
Playa brich
(1)
Playas en Asilah
Playa de Sidi Mghait
(1)

51 lugares turísticos de Asilah

Calles en Asilah
Asilah
(5)
Asilah o Arzila es un precioso pueblo de casitas blanquiazules que se encuentra a tiro de piedra de Tánger, a tan solo 32 kilómetros que pueden salvarse cómodamente en tren o, más cómodamente aún, en coche (hasta allí te llevan los taxis de la ciudad sin problema). Es un pueblo tranquilo, de poco más de 10.000 habitantes, razón por la que sirve de campo base a muchos artistas de este y de otros continentes. Aunque cualquier momento es bueno para visitar este enclave costero de origen fenicio hermanado con la portuguesa Sintra, es en verano cuando el lugar está más animado, especialmente si coincide con la celebración de alguno de sus festivales culturales. De hecho, en un evento de este tipo, la afluencia de visitantes y turistas de larga estancia puede multiplicar la población por 10. Quizá sea en invierno cuando Asilah muestra su cara más auténticas. Es una delicia pasear entre las sombras de sus inmaculadas callecillas llenas de murales o asomarse a sus almenas bañadas por el océano Atlántico. No te pierdas su medina ni su mercado regular, ¡hasta posters del Barça allí podrás encontrar! También existe gran variedad de obras de arte para comprar o tatuarse en la piel, no serán pocos los vendedores que intenten encasquetarte alguna. Estando en Tánger me parece una visita más que recomendada. No tiene nada que ver con esta ciudad. Es, como digo, una auténtica delicia que, si has estado en Túnez, probablemente te recuerde a su Sidi Bu Said aunque en Asilah el ambiente es mucho más tranquilo.
De interés cultural en Asilah
Medina de Asilah
(12)
Pocas medinas tan cuidadas como ésta, siendo ésta una de las joyas más valiosas de la ciudad, según uno va recorriendo las empedradas calles de la medina, va dejando por su paso paredes llenas de color decoradas por pinturas modernas y puestos de mercaderes que comercian artesanías, alfombras y cuadros. Visitar Marruecos puede hacerte sentir cohibido sobre todo si has visitado las ciudades más turísticas como pueden ser Marrakech o Tánger, uno ya tiene hasta miedo de hablar con un marroquí, ya que un simple “no gracias” muchas veces parece invitarles a perseguirte por todo el camino insistentemente con el fin de ganarse unos Dirhams, y es que guías sobran por las calles de estas ciudades, pero en Asilah, todo es muy diferente, puedes pasear tranquilamente y conversar con la gente, el ambiente es muy diferente, la gente es muy tranquila, sobre todo dentro de la medina. Al mismo tiempo, muchas de las casas de la medina se han comenzado a alquilar para veranear o son propiedad de extranjeros. La medina parece estar diseñada para pasear, y es que el agradable paseo nos lleva a un más agradable si cabe, mirador, desde donde podremos contemplar parte de la costa, el amurallado de la medina construido por Alfonso V de Portugal, un cementerio musulmán y el mausoleo de Sidi Ahmed El Mansur. Dentro de la medina, lo más normal es que te ofrezcan un tatuaje de hena, trazos artísticos dibujados en tu piel que tardan en borrarse unos catorce días. La hena es una planta, de sus hojas se extrae un polvo que mezclado con otras sustancias, se hace una pasta utilizada para hacer tatuajes en la piel, su origen es sahariano.
1 actividad
Playas en Asilah
Playa de Asilah
(3)
Aventura recomendable por la costa atlántica africana y por parte del interior. Sitios naturales con mucho encanto, más cerca de nosotros de lo que pensamos. Para disfrutarlo, según nuestro punto de vista, olvida los lujos y los prejuicios e intenta aprovechar el jugo de cada momento en esos lugares al máximo. Todo lo que veas te contará una historia si quieres escucharla: desde las montañas, hasta las edificaciones salidas del Marruecos medieval. Una actividad sanadora.
Puertos en Asilah
Paseo marítimo de Asilah
(1)
Asilah tiene un paseo marítimo en su medina que merece la pena ver. Está rodeado por una muralla (parte pintada de blanco y parte la original de piedra). La playa principal del pueblo se encuentra justo debajo de este paseo. Desde allí se pueden admirar las aguas del océano Atlántico (ya que el punto de separación entre el Mediterráneo y el Atlántico es el Cabo Espartel, que se encuentra a unos veinte minutos de Asilah en coche). Los habitantes de Asilah se reúnen en esta parte del pueblo para descansar y para admirar las preciosas puestas de sol. Además muy cerca está el mercado y numerosos músicos callejeros tocan instrumentos típicos de la zona.
Playas en Asilah
Playa de las Cuevas
(2)
Idílica playa en la costa Atlántica de Marruecos acotada por la propia montaña rocosa que rodea la playa a la que se puede acceder con vehículo, bien hasta la misma playa o hasta un aparcamiento sobre las rocas. Allí por poco menos de tres euros puedes coger un típico carrito con burro para bajar a la playa. Merece la pena esa primera experiencia. La segunda es disfrutar en una tumbona de los numerosos chiringuitos que hay a lo largo de la playa. Cuando baja la marea, ho hay que perderse las entradas a las cuevas que dan nombre a esta maravillosa playa. Estas están situadas al norte de la playa, en dirección a Assilah. No os perdáis esta playa de arena blanca y fina y las aguas cristalinas y, en ocasiones, bravas del Atlántico.
Yacimientos Arqueológicos en Asilah
Cromlech M'zoura
(2)
Piedras milenarias llenas de energía: Viaje a través del tiempo,donde las piedras,el verde y el tiempo te llevan a tiempos remotos. Cromlech, menires y demas piedras antiquísimas para disfrutar de la naturaleza virgen Situado a 25 km y al sur de la ciudad costera de Asilah en la ruta hacia Larache, en el lugar conocido como Chouahed, se encuentra el cromlech de Msoura (M'zora o M’Soura) que es uno de los monumentos megalíticos más importantes de Marruecos y de África. Se trata de un anillo formado por 176 menhires, de hasta 5.4 m de alto, que rodean un túmulo elíptico de 55 m por 59 m, y elevado 6 m del suelo. Según la leyenda sería la tumba del gigante Antée, hijo de Neptuno y de la Tierra. Este monumento tiene una especial importancia, dado que sería una prueba del posible origen norte africano-ibérico de los constructores de megalitos, y su fundación es del cuarto milenio aC.
De interés turístico en Asilah
Dulces en Asilah
(5)
Asilah es uno de los pueblos de esta zona de Marruecos donde más puestos callejeros con dulces típicos árabes se pueden ver. Normalmente se trata de una especie de carritos con bandejas repletas de estos pasteles. Los postres de “bastilla” (de hojaldre con frutos secos normalmente) son los más típicos aquí, con almendras tostadas, canela, crema, pistachos, miel o también el bizcocho de pasas y nueces, están deliciosos. Otros puestos ofrecen empanadillas rellenas de atún y una especie de galletitas de trigo. El precio es increíblemente bajo, por menos de un euro puedes probar casi todas las variedades.
Tiendas en Asilah
Bazar Nashia
(1)
El bazar Nashia es una tienda-almacén que está en una de las pequeñas calles de la medina de Asilah. Es uno de los bazares más grandes del pueblo y ofrece algunos artículos que otros no tienen. Sus muebles de fabricación marroquí son importados por la dueña de este bazar desde todo el país. Mesas, espejos, cofres o sillas artesanas se apilan en esta tienda. También tienen almacenadas infinidad de alfombras de todas las formas, tamaños y colores. Muchos europeos compran al por mayor en esta tienda para luego vender en Europa. Os recomiendo que prestéis especial atención a sus mesas.
Plazas en Asilah
Place Zellaka
(1)
La place Zellaka es una de las plazas principales del pueblo de Asilah. Es bastante amplia y desde ella nos podemos hacer una idea del grado de multiculturalidad que ha habido durante siglos en esta parte de Marruecos, en parte por la magnífica situación estratégica de su puerto que ha atraído durante toda la historia a diversos pueblos a sus costas. Cartagineses, romanos, españoles, portugueses… todos han pasado por Asilah haciendo más rica su cultura. En la plaza se ven por tanto una iglesia cristiana, una mezquita, edificios de estilo andaluz, las murallas portuguesas… y todo rodeado de las típicas palmeras marroquíes. Toda una mezcla de estilos.
Tiendas en Asilah
Bazar Les Amis
(1)
En el Bazar Les Amis, en plena medina de Asilah, en la Rue Commerce número 2, puedes encontrar todos los productos de artesanía típicos del norte de Marruecos. Importan desde Fez, Tetuán, Tánger y Mequinez cofres de hueso, madera y cobre; espejos con remates de hueso y madera de todos los tamaños; alfombras de lana o seda; mantas; telas… También tienen una selección de cuadros de artistas locales. Otra de sus especialidades son las joyas: pendientes arabescos de plata o bronce con hueso, collares con cuentas de cerámica y rematados en plata o bronce… En la misma calle también hay otros bazares que son dignos de visitar, como por ejemplo el Bazar Atlas. Todos tienen selecciones parecidas de productos del país, pero cada uno suele estar especializado en un campo en concreto. En general todos suelen tener buenos precios, pero no te olvides nunca de regatear para conseguir precios más ajustados.
Playas en Asilah
Playa de las Palomas
La playa de las Palomas está a unos cuantos kilómetros de Asilah. Se llega por una pista de tierra y cuando llegas a la zona de aparcamiento ves la playa allá abajo, tan extensa que te sobrecoge. Es la playa más bonita en la que estuve en mi viaje a Marruecos. Habían muchísimos chiringuitos en la playa, camellos y gente yendo y viniendo en carros con burros.
Monumentos Históricos en Asilah
Muralla
(2)
A pesar de ser una población marítima, la medina de Asilah está recubierta y protegida por una preciosa e increíble muralla que rodea todo el recinto antiguo desde hace ya algunos siglos. Esta muralla fue construída por Alfonso V de Portugal en el siglo XV y en la actualidad se encuentra en un perfecto estado de conservación además de poseer en la zona cercana al mar de la muralla, algunos antiguos cañones de defensa. Es posible ver y disfrutar de la muralla desde barrio lugares de la medina. Nosotros recomendamos pasear por la calle del norte de la medina junto a la medina y disfrutar además de las murallas desde el mirador de Asilah. Las murallas que rodean la ciudad fueron construidas por Alfonso V de Portugal en el siglo XV. En la zona del mar quedan antiguos cañones.
Playas en Asilah
Playa brich
(1)
Brich es una playa prácticamente desierta, localizada en una ciudad cercana a Tanger llamada asilah, estuve de vacaciones en asilah el mes pasado durante 15 días y desde que descubri la playa de brich no salí de allí
De interés turístico en Asilah
Murales callejeros
Asilah es una población que invita a la inspiración e imaginación y es que por ello que en este pueblos encontramos gran cantidad de artistas locales e incluso marroquíes que vienen de otras ciudades y pueblos del país para encontrar aquí la inspiración. La mejor forma de conocer el arte de este lugar es perderse por las calles de la medina y encontrar los numerosos murales que existen en las paredes de las propias casas y calles de la medina. Algunos de estos murales nos indican la presencia de una galería de arte en el lugar, otros la casa o el taller de un artista local y otros simplemente una forma de decorar la pared de una casa.
Mercados en Asilah
Mercado de Asilah
(3)
Las calles blanquiazules del Asilah se vuelven de colores al entrar en el mercado. ¡Qué sitio tan curioso y divertido! Es el rincón perfecto para comprar mercancías y recuerdos (que también), y echar un ojo a la personalidad del pueblo. El pequeño zoco de Asilah no es muy grande pero en él hay puestecillos de ‘de todo’. Desde especias hasta cerámicas pasando por henas y comida. Pero hay dos tenderetes que no te puedes perder: el de las gallinas ponedoras de huevos (las pitas están justo debajo del mostrador trabajando, a lo suyo, y parecen felices) y el del Barça (si, si, el del Barça, con posters de Messi y todo, aunque supongo que los vayan cambiando según la estrella del momento). A última hora no está abarrotado de turistas, es cómodo para caminar y para disfrutar. Si vas a comprar regatea siempre. No olvides que estás en Marruecos.
De interés turístico en Asilah
Talleres artesanos
(1)
La costa marroquí que rodea Tánger es desde hace mucho tiempo refugio de artistas de este y de otros continentes. De hecho, no son pocos los creadores españoles que se dice tienen casa en Ashila como es el caso, por ejemplo, del poeta Antonio Gala. Si das un paseo por este agradecido pueblín encontrarás un montón de estudios artesanos que trabajan distintas técnicas. Podrás ver, entre otros, el taller donde un escriba graba estilizadas letras árabes, el estudio donde una artista pone imagen a sus lienzos, o quizá de repente, en el bar en que estés comiendo, aparezca una mujer deseando tatuar con hena tus manos. Es algo bonito y muy auténtico que no te será difícil encontrar. De hecho, muchos locales oportunistas intentarán llevarte a talleres donde cobran comisión por ventas a clientes. Es una forma de llegar hasta ellos que se puede utilizar. Eso sí, no dejes que te vendan nada que tu no has pedido.
De interés turístico en Asilah
Murales de Asilah
(2)
Para mi gusto, lo mejor de Asilah no se esconde dentro de los muros de sus edificio. Todo lo contrario, está grabado vistosamente en sus fachadas. Vete con los ojos bien abiertos cuando te pierdas en sus blancas callejuelas, están llenas de murales. Cuando menos te lo esperes un mural aparecerá. Un mensaje en árabe aquí, una guitarra allá... Incluso muchas entradas de casas han sido decoradas con motivos vegetales o de tipo geométrico. Pero el arte figurativo abunda así que no te será difícil entender lo que ves. No te pierdas a los turistas paparazzi retratando una ventana, una dibujo que bien podría haberse inspirado en la obra de Bansky.
Miradores en Asilah
Mirador de Caraquia
Andando por la pequeña medina de Asilah, junto al mar, por la fortaleza, llegas hasta unas escaleras donde no es raro encontrar músicos tocando ritmos africanos. La subes y una vez arriba te encuentras un precioso mirador desde el que puedes disfrutar del costado de Arcila bañado por el mar. Además, debajo justo hay una mezquita y un cementerio árabe muy peculiar.
Actividades en Asilah y cerca
Civitatis
(1)
S/.571.77
Civitatis
S/.533.66
Excursiones
Circuito de 8 días por Marruecos
S/.6,785.06
Civitatis
S/.133.41