MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿A dónde quieres ir?
¿Te gusta Tineghir?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Tineghir

20 colaboradores

10 lugares turísticos de Tineghir

Cañones en Tineghir
Gargantas de Todra
(9)
Las Gargantas del río Todra en el valle del mismo nombre,se alcanzan fácilmente con un bus público o de agencia desde el pueblito de Tinerhir. Durante el viaje, puedes apreciar lo verde que es el valle, con sus casas de lodo, y ver la gente trabajando con las palmeras datileras o sus cabras. Llegas debajo de las impresionantes gargantas, de más de 100 metros de altura, la entrada es libre ya que básicamente no es más que una carretera! Hay unas casas excavadas en la piedra, que parecen muy muy pequeñas comparado con la montaña que las acepta en su seno. También hay un hotel, pero como en las Gargantas del Dades, no es un lugar muy animado, y es más recomendable que te quedes en Tinerhir. El mejor lugar para visitarlas es después del invierno, que hay agua, todo es bastante verde, pero todavía no hay mucho calor. Las noches son muy frías, estamos en la montaña, pero de día ten cuidado con el sol que a veces no se siente pero está muy fuerte! Alrededor de las gargantas, se puede caminar, siempre con agua por si te alejas demasiado, o en el palmeral, a observar la vida cotidiana de la gente y lo lindo que son las casa.
6 actividades
Valles en Tineghir
Oasis de Tinerhir
Al atardecer del día en que atravesamos las alturas máximas del Alto Atlas y visitamos la gran kasbah de Ait Benhaddou , llegamos a Tineghir, una ciudad blanca y polvorienta perdida en un paisaje de barrancos desérticos y secos. La región es impresionante: Por más que agudices la mirada todo es color marrón gastado, como si jamás a lo largo de los siglos hubiera caído sobre la tierra una gota de lluvia. Sin embargo Tineghir tiene una milagrosa sorpresa. De pronto, a lo largo del río Todra (que en junio suele no tener agua) surge un inmenso palmeral. Desde lejos el palmeral se ve tupido, una impresionante mancha verde, pero para captar su inmensidad y su importancia es ineludible introducirse en él por alguno de sus innumerables senderos. Bajo las palmeras datileras la tierra aparece cubierta de cultivos, prolijamente divididos en parcelas e irrigados mediante pequeños canales. El agua, que es extraída de varios manantiales se reparte mediante un complejo sistema de riego entre las comunidades que poseen las huertas.
Mezquitas en Tineghir
La Mezquita Ikelane
(1)
Había leído en mi guia de viajes que una de las cosas que no me podía perder en mi viaje a Marruecos era la Mezquita de Ikelane, en el centro de Tinerhir. Así que paramos, y nos pusimos a buscarla. Tuvimos que preguntar a la gente del pueblo, pero nos costó encontrar a alguién que la conociera y que nos llevara hasta ella. Finalmente, y después de un agradable paseo por un palmeral, entre diversos cultivos, llegamos hasta la mezquita. Nuestra sorpresa fue grande cuando vimos que estaba cerrada, y que a pesar de las obras de restauración que se realizaron hace unos años, estaba en un estado de deterioro bastante importante. Aún así, estuvimos paseando por los alrededores y disfrutando de las vistas y viendo varias de las estancias desde los ventanales. Se cree que el origen de la mezquita es medieval, aunque su decoración y sus arcadas de yeso parecen ser del s.XIX.
Pueblos en Tineghir
Amtoudi
(1)
Amtoudi es el pueblo situado a orillas del palmeral del oasis de oued Boulgour, llamado "Id-Aïssa" en el mapa Michelin. Este pueblo es un lugar donde se puede realizar una estancia para descubrir una bella región: Amtoudi está en la boca de un cañón espectacular y, en sus alrededores, no menos de dos graneros (agadirs) forman fortalezas particularmente estéticas. En cuanto a alojamiento, no hay muchas opciones: un hostal-camping a la entrada del pueblo cuenta con algunas habitaciones sin baño privado, y "Ondiraitlesud" es un acogedor hostal en pleno oasis, a la sombra del acantilado. En efecto, en el pueblo no hay suficientes cosas como para irse de shopping, pero no es esto en donde radica su interés.
Pueblos en Tineghir
Aït-Boujane
Aït-Boujane es el primer pueblo que encontramos después de Tineghir subiendo de nuevo el valle de Todra. Desde la carretera que conduce a las famosas gargantas, se tiene una vista panorámica de este pueblo que domina un exuberante palmeral. Como cualquier pueblo antiguo, todavía conserva sus casas de barro dominadas por el minarete de la reciente mezquita. Visión excepcional de un patrimonio notable en un escenario de bellas montañas. La proximidad del estacionamiento de este magnífico risco de presuntas guías invitan a paseos en dromedarios o incluso a un descubrimiento peatonal del palmar.
Pueblos en Tineghir
Three ksour
Tinghir, inicialmente era un pueblo con edificios de adobe; un viejo Ksar todavía permanece en la orilla izquierda del Todra, pero la planificación de la ciudad de Tinghir está en plena explosión desde que adquirió la condición de "prefectura". Una gran ciudad con grandes avenidas está gestándose. Si remontamos el curso del Todra, todavía encontramos otros dos ksour en las pintorescas casas que dominan el palmar cultivado con "jardines" y árboles frutales. Se trata en primer lugar del pintoresco Aït Boujane, entonces el antiguo Ksar de Aït Segnouni que uno descubre en la desembocadura de una curva a la izquierda.
Miradores en Tineghir
(2)
Reservas Naturales en Tineghir
Colina de Ighir n’Mehalt
Observar el palmeral del oasis de Tinerhir te deja en un estado catatónico. Después de días en el desierto, encontrarte con esta infinita lengua de palmeras que se expanden de manera curvilínea hasta el infinito en el valle del Todra, es casi un milagro :-). La Colina de Ighir n'Mehalt es el mirador perfecto para dejarte llevar por las vistas hacia el valle y hacia los diferentes Kasbah que proliferan en la localidad de Tinerhir entre los que sobresale las ruinas del delicado El Glaoui, una de las más importantes fortalezas en la antigüedad. El lugar pierde un poco el encanto en cuanto aparecen vendedores ambulantes y niños con ganas de que compres algo, pero si no haces mucho caso, al final puedes hacer hasta amigos y tener alguna interesante conversación con estos "hombres libres" como ellos se definen, estamos en zona bereber y se nota. Lo mejor, dejarse llevar por las magníficas vistas sentada en el suelo, dejando los pies colgados hacia el abismo..., que maravilla de contrastes, rosas, marrones y verde. Tierra y naturaleza..., y como no, el limpio azul del cielo.
Jardines en Tineghir
Oasis del Todra
Antes de llegar a las turísticas e impresionantes Gargantas del Todra, nos encontramos con el oasis que rodea este importante río de la región. Un lugar que habitualmente la gente no conoce y que nosotros recomendamos 100% dedicarle una mañana completa. En el interior del oasis, además de las palmeras datileras, encontramos cultivos de agricultura tradicional por ser estas las tierras más fértiles de la región.
Valles en Tineghir
(1)