¿A dónde quieres ir?
Entrar con Google +

París en 3 días: la esencia de la capital

  • Minube Must-Sees
París en 3 días: la esencia de la capital

Visitar París en 3 días es, con algo de ritmo en los desplazamientos, suficiente para conocer los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Descubre nuestro itinerario para ver París en 3 días y conoce los edificios y monumentos de los barrios más famosos de París.

 

¿QUÉ VER EN PARÍS EN 3 DÍAS?

 

Día 1 - mañana:

 

La primera mañana la comenzarás visitando uno de los arcos más famosos del mundo, el Arco del Triunfo, un icono que rememora las hazañas que cosechó Napoleón. Si te apetece, puedes subir a lo alto y disfrutar de una bella panorámica de la ciudad. A continuación recorrerás la emblemática Avenida de los Campos Elíseos y cruzarás el Puente del Alma para encontrarte a pocos pasos de un monumento que quizá te suene de algo. Efectivamente, el siguiente monumento que visitarás será la Torre Eiffel, a la que subirás para alcanzar alguno de sus miradores y conseguir la imagen más famosa de París, con el Campo de Marte a tus pies. Después de ver este enorme jardín desde las alturas, bajarás para recorrer andando, y finalizarás tu mañana conociendo Los Inválidos, uno de los edificios más impresionantes de París. Si eres un amante de la cultura, puedes aprovechar para ver los museos que hay en su interior con exposiciones dedicadas principalmente a las guerras en las que ha participado Francia a lo largo de los siglos.

 

Día 1 - tarde:

 

Por la tarde, seguirás empapándote del arte que hay en París visitando el Museo Rodin, una preciosa galería con obras del mítico escultor francés Auguste Rodin. Al salir del museo, darás un paseo hasta llegar a los Jardines de Luxemburgo, uno de los pulmones de la capital. Tras admirar sus bellas estatuas y su palacio, caminarás unos pasos hasta llegar al Panteón de París, donde descansan algunos de los personajes más ilustres del mundo como Victor Hugo, Marie Curie o Voltaire. Y para dar por acabado tu primer día, visitarás uno de los lugares más tétricos y a la vez más curiosos y con más historia de la ciudad: las Catacumbas de París. Lo mejor es hacerlo con una visita guiada, ya que te asegurarás no perderte por el laberinto de túneles y descubrirás la oscura faceta que hay en el subsuelo de París gracias al experto que te acompañará. 

 

Día 2 - mañana:

 

Tu segunda mañana la dedicarás entera a conocer el mítico Museo del Louvre. Es el museo más visitado del mundo, así que no olvides sacar tus entradas con antelación para asegurarte de tener tiempo suficiente de llegar a ver a las obras más famosas como la Giaconda o la Venus de Milo. Para hacer un recorrido eficaz es recomendable contratar una visita guiada, ya que un guía experto te llevará a conocer en pocas horas los cuadros y esculturas más importantes, mientras te descubre datos curiosos tanto de su creación como de sus pintores.

 

Día 2 - tarde:

 

Al salir del Louvre, atravesarás el Puente Nuevo para llegar a la Isla de la Cité, la zona más antigua de la ciudad, para visitar la famosa Catedral de Notre Dame. Al entrar, quedarás maravillado por las coloridas vidrieras que decoran el interior y el espectacular rosetón que, si por fuera llama la atención, por dentro te parecerá una maravilla. Al salir, te dirigirás al embarcadero del Pont Neuf para dar un crucero por el Sena en los famosos Bateaux Mouches, algo imprescindible para cualquier viajero en París. Para aprovechar lo que queda del día, te bajarás de nuevo en el Puente Nuevo para explorar el Barrio Latino y tomar algo en uno de sus animados bares. A continuación, seguirás paseando hasta Le Marais, quizás el barrio más bonito de la ciudad. Terminarás el día como un auténtico parisino, relajándote en el césped de la elegante Plaza de los Vosgos con un vaso de vino en la mano.

 

Día 3 - mañana:

 

Tu último día en París empezará con la visita al Jardín de las Tullerías, uno de los lugares más agradables para dar un paseo en París. Si te apetece, puedes subir a la famosa noria para disfrutar de una panorámica de la ciudad antes de visitar otra de las plazas más emblemáticas de la ciudad, la Plaza de la Concordia. El resto de la mañana la dedicarás a disfrutar del Museo de Orsay y su valiosa colección de obras impresionistas y joyas de Monet, Van Gogh o Renoir, entre otros.

 

Día 3 - tarde:

 

Las últimas horas de tu viaje a París las pasarás disfrutando de Montmartre y sus rincones más famosos, como la Place du Tertre, la zona donde los artistas callejeros exponen sus obras, o el famoso Cementerio de Montmartre. Durante el paseo, descubrirás el motivo por el que es bautizado como el barrio más bohemio de París, y es que el encanto de sus calles empedradas junto con sus cafés históricos es suficientes para darse cuenta de ello. Al atardecer, te acercarás a la Basílica del Sagrado Corazón para disfrutar de una de las vistas más bonitas y románticas de la ciudad. Y para acabar tu viaje, acudirás a un espectáculo en el cabaret más famoso de París: el Moulin Rouge.

...Leer